miércoles, 9 de julio de 2008

Continuaré Fumando

Pero un hombre entra en la Tabaquería 
-¿Para comprar tabaco?-,
Y la realidad plausible cae de pronto sobre mí.
Me semi-incorporo enérgico, convencido, humano,
Para intentar escribir estos versos en que digo lo contrario. 

Mientras pienso en escribirlos enciendo un cigarro
Y en el cigarro saboreo la liberación de todos los pensamientos.
Sigo el humo como una ruta propia,
Y en este momento sensitivo y adecuado gozo
La liberación de todas las especulaciones
Y la conciencia de que la metafísica 
es una consecuencia hallarse uno indispuesto.
 
Me reclino en esta silla
Y sigo fumando.
Mientras el Destino me lo conceda 
Continuaré fumando.

0 morbosos dicen...: